Un nuevo estudio de John H. Mcwhorter, doctor en lingüística, muestra que en 2115, cerca del 90% de las lenguas habladas actualmente en el mundo habrán desaparecido. En este escenario, la mayoría de nosotros nos preguntamos, ¿cuál será entonces la lengua dominante?

“Es posible que notemos dos cambios principales en el lenguaje mundial dentro de 100 años”, explica Mcwhorter. “Primero, se hablarán muchas menos lenguas, y segundo, éstas serán mucho menos complejas”. La economía del lenguaje siempre tiende a simplificar el idioma, pues lo importante para el hablante es comunicarse en el menor tiempo posible. Hemos presenciado esto en primera persona, pues el castellano antiguo, como bien conocemos ahora (en parte gracias a la moda de las series de época en televisión), era mucho más adornado y redundante que nuestro español actual.

Teniendo esto en cuenta, no sería de extrañar que en el futuro, las principales lenguas más propensas a desaparecer son aquellas que, además de minoritarias o no tan masificadas, son complejas de aprender. En este caso nos encontramos con el hebreo, lengua muerta hasta hace relativamente poco, compleja por su escaso número de vocales. Sin ir más lejos, lenguas como nuestro gallego y vasco, habrán desaparecido, según McWhorter, dentro de 100 años.

En este contexto, las dos principales candidatas a convertirse en lengua universal son el inglés y el chino, pues sólo esas dos lenguas engloban al 20% de la población. Aunque la mayoría de ese porcentaje pertenece a la lengua china, es poco probable que el chino se alce como ganador en este ficticio escenario futuro. Esto es debido a la dificultad para aprender el idioma desde el punto de vista de un no nativo. Además, estamos hablando de un leguaje tonal, en el que cada carácter puede tener un significado distinto dependiendo del tono con el que se pronuncie. Por esto mismo, McWhorter indica que si, finalmente, la sociedad china domina el mundo, lo hará en inglés, debido a la facilidad para aprender este idioma.

Sin embargo, no se cree que todas las lenguas vayan a desaparecer, dejando únicamente al inglés como idioma global. “Seguirá habiendo una pluralidad de culturas y lenguajes en el mundo, pero el inglés será la segunda lengua de casi toda la población mundial, haciéndola la lengua más común”, aclara McWhorter.

Fuente: